Tú sí que vales

01Oct08

La autoestima, esa paradoja de la vida que en realidad hace que pensemos que nosotros no cumplimos las expectativas… de los demás.

¿Qué hace mejor a alguien? ¿Leer más?, ¿saber más?, ¿ganar más dinero?, ¿ayudar a una anciana que cruza la M-30 para conseguir su dosis?

Nunca cumplimos las expectativas al 100% ni falta que hace; cada día, a cada momento el mundo nos decepciona: guerras, enfermedades, Woody Allen… Todos, sin excepción nos obsesionamos por cumplir unos patrones o por no cumplir ninguno pero, ¿quién puede juzgar?. Como en la ley de Murphy todos nos quedamos con la parte escandalosa de la probabilidad.

Es el mundo el que debe ajustarse a las expectativas de cada uno de nosotros, centros indudables de cada uno de nuestros universos.

Odiamos a la gente, pero queremos a las personas (a casi todas), ¿qué más se puede pedir?

Anuncios


No Responses Yet to “Tú sí que vales”

  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: