16 cosas que me costó 50 años aprender

31Oct08

Traduzco aquí un post del columnista Dave Barry que he encontrado brillante:

1.- Nunca, bajo ninguna circunstancia tomes pastillas para dormir y laxantes en la misma noche.

2.- Si tuviéramos que identificar, en una palabra, la razón por la que la raza humana no ha alcanzado, ni alcanzará, todo su potencial, esa palabra sería “Reunión”.

3.- Existe una línea muy fina entre Hobby y enfermedad mental.

4.- La gente que quiere compartir contigo sus puntos de vista religiosos casi nunca quiere que tú compartas con él los tuyos.

5.- No debes confundir tu carrera con tu vida.

6.- A nadie le importa si bailas bien, sólo levántate y baila!

7.- Nunca te pases un cuchillo de carne por la lengua.

8.- La fuerza más destructiva del universo son los rumores.

9.-  Nunca encontrarás a nadie que te pueda dar una razón clara y comprensible del cambio de horario en invierno.

10.- Nunca le digas nada a una mujer que pueda remotamente sugerir que está embarazada a menos que puedas ver a un bebé de verdad saliendo de ella.

11.- Existe un momento en el que debes dejar de esperar que otras personas hagan algo gordo por tu cumpleaños. Ese momento es cuando cumples once años.

12.- La única cosa que es común a todos los seres humanos, independientemente de edad, género, religión, clase social, o etnia, es que, en lo más profundo de nosotros, todos creemos que conducimos mejor que la media.

13.- Una persona que es agradable contigo, pero que no lo es con un camarero, no es una persona agradable. (Esto es muy importante. Presta atención, nunca falla)

14.- Tus amigos te quieren de todos modos

15.- No tengas miedo de intentar algo nuevo. Recuerda que un amateur solitario construyo el Arca. Un gran grupo de profesionales… el Titanic.

16.- Pensamiento del día: Los hombres son como el buen vino. Comienzan siendo uvas y son las mujeres las que los pisotean hasta que se convierten en algo aceptable con que cenar.

Anuncios


One Response to “16 cosas que me costó 50 años aprender”

  1. Me quedo con el número 10, y doy fe de haber vivido una situación de esas… la cara de ella, un poema, la de él, de descomposición total… arg.

    Saludos,
    Richar.


Responder a Richar Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: