Pomponio Flato

17Abr09

“Por desdicha, todo cuanto sé sobre los animales proviene de muchas y útiles lecturas, por lo que en la práctica me resulta muy difícil manipularlos, sobre todo si ellos no se dejan. Cuando trato de asir a una de las cabras, la otra me embiste por detrás. Caigo del escabel y la primera, encabritándose sobre las manos delanteras, me golpea fuertemente en la cara con las ubres, a la manera de un púgil, tras lo cual huyen ambas balando.”

Eduardo Mendoza es, sin ningún género de duda mi autor favorito; el fragmento que acabo de trascribir pertenece a “El Asombroso Viaje de Pomponio Flato“, obra que os aconsejo encarecidamente; son dos horas máximo de una lectura de sonrisa perpétua, 190 páginas de humor absurdo y, en esta ocasión, sutil si lo comparamos con Sin noticias de Gurb (auténtica obra maestra del absurdo).

Os lo recomiendo, ya me contaréis.

Anuncios

Hoy he soñado con una cara que estoy seguro que no he visto antes (o eso creo) y me ha dado por pensar.

¿Puede el cerebro componer algo tan complejo como una cara?

Desde un punto de vista platónico nacemos con todas las ideas en la cabeza y después solamente vamos confirmándolas a medida que las vamos viendo, pero claro, eso supone tener alma, bla bla.

Cuando un enajenado crea un personaje que le habla (y/o le incita a matar), está inventandolo o lo compone a partir de la información que ha ido almacenando a lo largo de su vida.

La posición más materialista obliga a pensar que o bien es una cara que he visto y no recuerdo conscientemente o bien la ha compuesto mi cerebro; en cambio, descarto la segunda opción porque estaban perfectamente integradas todas las facciones, cosa que soy incapaz de hacer utilizando mi poca imaginación.

Pero, ¿para qué va iba mi estúpido cerebro a recordar una cara que conscientemente no recuerdo? Por otro lado, yo no soy capaz de imaginar nada tan concreto que no recuerde.

Estoy un poco perdido, se admiten sugerencias…


Parece que la SGAE está a punto de perpetrar su enésima jugarreta (alt1040), el presidente Zapatero, en un gesto de agradecimiento por el apoyo anterior (lo siento Peri es una mínima referencia política) está empeñado en eliminar cualquier rastro del P2P en España.

Las grandes operadoras podrían firmar un acuerdo para espiar qué es lo que hace cada españolito con su ordenador y, al que se descargue lo que sea a través de P2P, le reducimos el ancho de banda.

Ya hay iniciativas ante esto pero lo más preocupante es el racional que sostiene todo esto:

En un mundo en crisis, en el que el paro avanza cada día y al español de ” a pie” (cómo odio esta expresión) los “artistas” pretenden ganar el mismo dinero sin trabajar, lo cual es legítimo pero evitable.

¿Acaso la gente no acude a los conciertos? ¿acaso no ganan dinero con los conciertos? el gran problema es que en vez de currar haciendo un concierto a la semana prefieren no hacerlo.

Pongamos 1.000 personas en un artista no muy conocido a 20€ la entrada estaría ingresando 20.000 € en un sólo día, (quitad los costes del concierto que juzguéis) si trabajan 4 días al mes….El problema es que se gana mucha más pasta en casa contando los discos que vendes a un precio al que el mercado ya no quiere comprarlos.

El tema del cine es relativamente distinto, cierto es que no se pueden hacer conciertos, pero a pesar del P2P la gente sigue yendo al cine; lo que igual no es sotenible es cobrar 6 millones de € por hacer una película (cada actor), bueno que cobre 1 millón…. qué putada (perdón).

El derecho a la propiedad individual no puede estar nunca por encima del derecho a la intimidad, NUNCA. Si finalmente los operadores implicados (Telefónica, Vodafone, Orange y Ono) firman el acuerdo causaré baja inmediata de sus servicios y espero que muchas personas más lo hagan, hay operadores que parece que quedarán fuera de todo esto (Jazztel, por ejemplo)


Os dejo hoy un post polémico, que despertará en algunos, y sobre todo algunas, la ira sobre quien redacta estas líneas.

El viernes tuve una experiencia que pensé que nunca volvería a vivir, tuve la desgracia de ir al sitio más pijo-joven de Madrid; esta capital del “quién es papi” no tiene sede fija, sino que va variando en función de donde tengan a bien menear sus traseros los retoños madrileños de apellido compuesto y parece ser que ahora, oh cruel pero acertado destino el local elegido es (el) EGO, sito en la calle Jorge Juan, qué irónico por lo histórico y acertado por lo que representa esta calle en la villa y corte.

Allí has de estar si quieres ser y no te molestes si no estás; ropa y mentes pequeñas se agolpan para conseguir entrar en lo que representa el todo madrileño y hete aquí que me dio por pensar en una vieja discusión que arrastro hace tiempo con amigos y amigas varias.

¿Son los pijos más guapos? este es seguramente el único modo de herir a toda la población española con una sóla pregunta. Existen dos teorías, a saber:

a) NO, lo que pasa es que tienen más medios para arreglarse (en sentido tan amplio como queráis) y además su obsesión por estar divinos hace que sean más atractivos. Esta afirmación tiene un corolario no siempre aceptado por los seguidores de esta opción: El dinero es atractivo y mostrar un atuendo caro es (generalmente) indicativo de que lo puedes pagar y eso, le pese a quién le pese atrae (Maslow, seguridad).

b) SÍ, es puro guisante de Mendel, los ricos sólo se casan con guapos y, evidentemente eso “mejora” la especie.

A mi el debate me parece interesante y he de decir (y aquí me gano las críticas) que estoy en a+b, no debería, la primera opción es más conformista pero no puedo dejar de pensar en las parejas, famosas o no, que conozco y en las que claramente el rico está con la guapa y viceversa.

No sé, creo que es una reflexión absolutamente absurda pero como es mi blog…

Lo cierto es que espero comentarios de algunos.


Viento cruzado

13Feb09

Todos los que alguna vez han viajado en avión han sufrido aterrizajes más o menos moviditos, cuando el viento cruzado acecha, la pericia de los pilotos es la que desequilibra la balanza entre el sí y el nunca.

Os dejo una fantástica compilación de aterrizajes en los que el piloto bien aborta la maniobra, bien la realiza a la perfección superando las complicaciones de Eolo.

 


Dorian Gray

10Feb09

Tú quieres a todo el mundo, lo que vale tanto como no querer a nadie


Albert Einstein dijo algo así como que si “en la tercera guerra mundial se utilizan armas nucleares, en la cuarta se usarán palos y piedras”; esta afirmación ha servido de inspiración  para cientos de películas apocalípticas, Mad Max, la Máquina del Tiempo e incluso la mismísima El planeta de los simios han bebido de esta frase.

Parece que hay dos destinos a los que nos condenan sabios y guionistas: Vuelta a la vida más primaria y/ o Lucha contra las máquinas que gobiernan el mundo (veáse Skynet).

Por mi parte os dejo el que para mi es, sin duda el mejor vídeo que he visto, Do the evolution, de Pearl Jam, cruel y desgarrado, de esos que hacen que valores más la sonrisa de la gente que tienes alrededor.

Esta vez sin respuestas alternativas:

Malditos, al final lo hicieron, destruyeron todo – Charlton Heston en El Planeta de los simios

Disfruten del fin de semana… si pueden